Moleskine 01


Enmudecimos el cielo con nuestra estridencia de luz. No podríamos utilizar astrolabios ni sextantes para ordenar la confusa y vacía claridad del firmamento nocturno.

Debemos conformarnos con la timidez anaranjada de nuestras luminarias. La geografía artificial de nuestras ciudades traza en el cielo una nada homogénea. Transcurrimos a la sombra de un espejo velado. Invertimos el cielo y la tierra: navegamos las nubes y hemos estrellado las ciudades.

Somos testigos implacables de cómo la ciudad engulle como una marabunta de hormigas las montañas que la circundan. El monstruo de luz lentamente devora barrancas, árboles y llanos.

Su relieve desordenado me inquieta. La geometría amenazante del concreto hiere los fractales verdes de los árboles; veo venir hacia mí —con la lentitud de un coloso— al monstruoso Atlas e, inmóvil, lo aguardo.  Los ángulos rectos invaden el mundo y cunden la vista despreocupada de los pasajeros del tren —esa horrible cadena de rectángulos.

Tren suburbano, 13 de octubre del 2012

Anuncios

, , , , , , , ,

  1. #1 por Francisco Valdez el noviembre 3, 2012 - 2:20 am

    Que bueno que regreses a este blog, ademas de estar en atomix.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: